quiénes somos

un par de veintipicoañeras que, en una tarde de charleta y piscolabis, se dieron cuenta de que no existía un lugar donde los jóvenes pudieran compartir sus inquietudes en un ámbito no profesionalizado. Y decidieron probar a crearlo ellas

Marta Albertini
culo inquieto. Me encanta entablar una conversación con alguien y *bam* acabar hablando sobre el ascendente zodiacal de su bisabuelo, algunas técnicas para evitar la implosión mental o nuestra postura ante las alitas de pollo. Tengo curiosidad, croquetas en la nevera (ojalá) y ganas de ver el mar

Adriana Hurtado
heterogéneas fatigas. Soy manchega como el queso y tengo tendencia a perder (casi) todo. No me gustan las lentejas pero me fascina la estética rusa. Acostumbro a investigar rarezas de dudosa utilidad práctica que luego comparto en mi principal ocupación: colocar y recibir chapas

 

fotografía de Agustín Flowalistik